x


Día Mundial de la Bisexualidad: mitos, vínculos y erotismo

Estos son los mitos más comunes y algunas sugerencias para divertirte con tu vínculo en este Día Internacional de la Bisexualidad.

Por Angélica en Consejos
el  23  de  septiembre  2021
Valora este Artículo: 1 (5 de 5 estrellas)

Desde 1999 se empezó a celebrar el 23 de septiembre como el Día Mundial de la Bisexualidad y ello con el único objetivo de acabar con los estereotipos que hay dentro y fuera de la comunidad LGBTQ+.

Es por ello que Lelo, la marca de juguetes eróticos enfocada a la salud sexual, de la mano con la Psicóloga y Sexóloga Fernanda Zárate, traen para ti los mitos más comunes y algunas sugerencias eróticas para que tú y tu vínculo se diviertan este día.

Día Mundial de la Bisexualidad: mitos comunes| PandaAncha.mx

Se dice que la bisexualidad es la orientación sexual más inclusiva al abarcar aspectos heterosexuales y homosexuales, debido a que consiste en la atracción erótica y afectiva hacia otras personas sin importar su sexo.

Cabe mencionar que aún existe poca claridad respecto a esta orientación sexual, ya que suele confundirse con preferencia sexual, es decir, la orientación se refiere a la atracción amorosa, afectiva, física y sexual por una persona según su sexo; mientras que la preferencia a las actividades sexuales es lo que cada quien prefiere y es libre de elegir.

    Tal vez te interese...

    ¿Cómo buscan pareja los mexicanos en las apps?|PandaAncha.mx

    www.pandaancha.mx

    Leer artículo

Día Internacional de la Bisexualidad: mitos más comunes

Mito 1: "Las personas bisexuales no se deciden entre hombres y mujeres"

Pareciera que la orientación sexual ha de ser algo extremo: o te gustan los hombres o las mujeres.

Y ya lo dijo el sexólogo Alfred Kinsey en sus estudios en los años 50 del pasado siglo, que tomaron forma en la escala que lleva su nombre: la orientación sexual es un continuo entre homosexualidad y heterosexualidad y la mayoría de las personas no se sitúan en los extremos.

Mito 1:

A pesar de las críticas que ha recibido su investigación, nos sirve para ejemplificar que la orientación sexual no va de extremos. Así que la bisexualidad no es no decidirse, es quedarse con los dos géneros. ¡Ah!, por cierto, nunca está de más recordar que la orientación sexual no se escoge…

Además de que puedes relacionarte sólo con un sexo durante toda tu vida, o una época vincularte con personas de tu mismo sexo o del otro, dependiendo de lo que te acomode mejor, y esto no quiere decir que dejes de ser bisexual.

Mito 2: "Las personas bisexuales pasan por una fase"

Vinculado con el mito anterior, está la idea de que es algo temporal, de juventud, ya se decidirán… ¿Una fase? Sí, que dura toda la vida.

Mito 3: "Les gustan hombres y mujeres por igual"

Cuando ya llegamos al punto de aceptar que el gris es posible, otro mito es que dentro de ese continuo entre hetero y homosexualidad, la bisexualidad se sitúa justo en el medio: 50% atracción hacia hombres y 50% atracción hacia mujeres.

Mito 3:

Otra idea errónea. Una persona bisexual puede situarse en cualquier punto de ese continuo (con más atracción hacia hombres o hacia mujeres). Incluso puede haber una atracción erótica (con quien tendrías sexo) o romántica (con quién tendrías una relación de pareja) diferente.

Mito 4: "Las personas bisexuales ligan más"

"Claro, como tienen el doble de mercado…", pensarán algunos. Ligar tiene que ver con el atractivo y con las habilidades sociales de cada uno. Es absurdo pensar que tiene que ver con la orientación sexual. Esta solo define con quién quieres ligar.

Mito 5: "Las personas bisexuales son más promiscuas"

Volviendo al primer mito, este quinto se basa en la idea (troglodita) de que "Si lo normal es que te gusten o los hombres o las mujeres, que te gusten ambos es por vicio y fornicio". Y lo vinculo al segundo mito: "locuras de juventud" – disfrutar del sexo, ya se sabe, es para personas jóvenes (entiéndase la ironía)– "Cuando sientes la cabeza, ya te decidirás".

Tener más o menos deseo sexual y llevarlo a cabo no tiene que ver con la orientación sexual. El deseo sexual tiene que ver con cuestiones hormonales, con cuestiones psicológicas, con cuestiones ambientales, con cuestiones sociales… con múltiples factores entre los que no están el hecho de que atraigan hombres y mujeres.

Psicóloga y Sexóloga Fernanda Zárate

Mito 6: "A las personas bisexuales les gustan los tríos"

Esa idea de promiscuidad, vicio y fornicio lleva a prácticas más allá de lo convencional. Además, si te atraen tanto hombres como mujeres, "¡Qué mejor que tenerlos a los dos a la vez!", deben pensar algunos.

Pero esto es otro pensamiento sin base alguna, solo fundamentado por estereotipos. No hay ningún estudio (o yo lo desconozco) que correlacione la orientación sexual con una determinada práctica.

Mito 7: "Hay más mujeres que hombres bisexuales"

Puede que haya más mujeres que se definen como bisexuales, pero realmente no hay un motivo objetivo por el cual esta orientación sexual sea más habitual en ellas.

Sí puede haber un motivo cultural: tradicionalmente los hombres han tenido una masculinidad muy marcada según su orientación sexual, e incluso según las prácticas sexuales.

Visibilizar que te puedan gustar otros hombres puede suponer un problema para esas masculinidades frágiles, mal entendidas y construidas. Con lo que, por presión cultural, es posible que haya hombres que ya no solo no lo digan, sino que incluso no se permita a ellos mismos la posibilidad de ser bisexuales.

Mito 7:

Imagen vía Depositphotos

Mito 8: "La bisexualidad está de moda"

Cada vez se visibilizan más otras orientaciones sexuales, además de la heterosexualidad, y eso puede hacer pensar que hay un auge de esas otras sexualidades, y ese auge, creerán algunos, solo puede ser por moda o porque es cool decir que eres bisexual.

La bisexualidad ha existido siempre y en la actualidad tenemos la oportunidad de mostrar más otras orientaciones.

Según un estudio reciente realizado en Reino Unido, en la generación Z, el porcentaje de personas atraídas por ambos géneros (30%) es superior a generaciones anteriores: millenials, con 18%, generación X, con 11% y baby boom, con 6%. Estos datos confirman que cada vez más personas se manifiestan como bisexuales, pero no es una cuestión de modas, sino de posibilidades.

Mito 8:

Imagen vía Depositphotos

Mito 9: "La pansexualidad es diferente a la bisexualidad"

La pansexualidad se define como la atracción hacia personas, independientemente de su género. Algunas personas entienden esta orientación como un agravio hacia la bisexualidad e incluso hacia la transexualidad.

De hecho, hay quien considera que la pansexualidad es bifobia y transfobia. Bifobia porque está negando que la bisexualidad incluye la atracción hacia todas las personas, que el bi no implica sólo dos géneros, sino que implica mi género y otros. Transfobia porque las personas trans son hombres o mujeres, así que ya están en esas dos categorías.

Cómo celebrar el Día Mundial de la Bisexualidad

1. Armar una cita

Apaga los distractores al menos una hora y prepara el ambiente con lo que prefieras sexualmente y que te permita estar presente con tus cinco sentidos: velas aromáticas Lelo, sábanas ricas, vino, música, entre otras. Con las velas podrías dar y recibir un masaje, que te lleve después a compartir el placer.

De igual forma, podrías hacer uso de algún juguete que se adapte a cualquier cuerpo y con el que pueda ser más divertido el encuentro, como Tiani 3, Tor 2 y Hugo, te permitirá estimular a tu pareja. Ahora que, si la celebración es individual, las posibilidades de cada juguete te permite disfrutarlo si este es el plan.

Cómo celebrar el Día Mundial de la Bisexualidad

2. Olvidarte de los estereotipos de las prácticas sexuales

¿Qué tal que al olvidarte de los estereotipos, disfrutas más? Es muy común que, cuando se trata de cualquier orientación sexual, se crea que alguien siempre debe tomar un papel activo, mientras que la otra persona un pasivo, aunado al que dependiendo de los cuerpos, puede haber o no ciertas prácticas.

Así que la invitación es olvidarte de todo aquello que te dijeron que deben ser las prácticas dependiendo de los cuerpos y más bien ir probando todo aquello que les haga sentir placer, incluso hasta se pueden traer a la mente las fantasías, para disfrutar más.

Un ejemplo sería que si sólo has tenido encuentros eróticos con personas de un sexo, traigas a la fantasía el tenerlas con el otro sexo, esto puede dar un toque de variedad y diversión que te puede encantar.

3. Sacar la creatividad de tu cuerpo

En ocasiones acostumbramos a utilizar manos y boca para estimularnos, olvidando que el cuerpo es nuestro paisaje erótico y que está lleno de posibilidades.

Entonces, ¿qué pasaría si inicias diferente? O sea, dar y recibir estimulación sin utilizar estas zonas y hacerlo divertido utilizando otras partes del cuerpo. Igual y las esposas Etherea te pueden ayudar a no caer en la tentación de usar las manos o el antifaz Intima a no saber por dónde va a llegar el placer y estar más en contacto con tus sensaciones.

Ten presente que, se vale vivir y disfrutar de tu bisexualidad como se te antoje, así como visibilizar y sentir orgullo de quien eres. Al fin, es como ir al buffet en un restaurante, llegas y resulta que te gustan todos los platillos, sólo que en tu caso, tienes gustos personales y con base en eso, elijes el platillo que se te antoje en ese momento, y también puedes elegir siempre el mismo, y aún así disfrutarlo de igual manera.

Imágenes vía Publiflix y Lelo
¿Te ha gustado esta noticia?
COMPARTIR EN:

Swiss Army Knife of Content. Especialista en Comunicación, siempre está buscando con quién hablar de Techno, Cine y Extraterrestres.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS


DEJAR UN COMENTARIO

¡Bienvenido a la comunidad panda!
Gracias por registrarte a nuestra newsletter.
Ahora recibirás en tu correo un mensaje para confirmar la suscripción.
Gracias por darte de alta
Quiero recibir NOTICIAS de:
 
 
 
 
 
 
 
He leidio y acepto la Politica de Privacidad
SU EMAIL YA ESTA DADO DE ALTA
Este sitio web utiliza cookies. Más información aquí
X